jueves, 23 de diciembre de 2010


Des del grup Sant Feliu-Lactància Materna, volem desitjar-te el millor per a aquestes dates: Alegria, Magia, Il·lusió i Amor.
Bon Nadal!


Desde el grupo Sant Feliu-Lactancia Materna, queremos desearte lo mejor para estas fechas: Alegría, Magia, Ilusión y Amor.
¡Feliz Navidad!
 

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Tarde de Cuentos.

El pasado 21 de diciembre en el grupo Sant Feliu-Lactancia Materna, pudimos disfrutar de una sesión de La hora del cuento a cargo de Antonia Reyes. Las narraciones atrajeron la atención de grandes y de pequeños y emocionaron poderosamente a las madres y los padres presentes.
Estoy convencida de que la pasada, no será nuestra última tarde de cuentos. A través de los cuentos, niños y mayores podemos entrar en un mundo de fantasía e imaginación. Es una excelente oportunidad para pasar un buen rato con nuestros hijos despertando la curiosidad y el amor por la lectura.
Al finalizar el acto, se repartieron dos guías. La primera, una guía de lectura sobre Maternidad y Crianza, y otra sobre Cuentos de Madres. Ambas editadas expresamente para la ocasión por la Biblioteca Montserrat Roig de Sant Feliu de Llobregat con los títulos disponibles sobre estas temáticas, en la Xarxa de Biblioteques Municipals.

martes, 7 de diciembre de 2010

Comprar en lugar de vincularse. De Laura Gutman

Este artículo extraído de la página de Laura Gutman, viene una vez más, a hacernos reflexionar sobre la importancia del tiempo dedicado a nuestros hijos, sobretodo ahora que se acercan días de vaciones y tiempo libre.

No es fácil vincularnos y permanecer muchas horas a solas con los niños pequeños. Por eso solemos convertir los momentos de “estar juntos” en momentos de “consumo” compartido. La “compra” del producto que sea opera como mediador en la relación entre los niños y nosotros. El objeto mediador puede ser la televisión, el ordenador, los jueguitos electrónicos, salir de compras a la juguetería, al pelotero, al centro comercial o a lo sumo ir a ver un espectáculo (que pueden ser maravillosos y necesarios en sí mismos). Pero conviene reflexionar sobre cómo los adultos utilizamos los elementos de consumo social para paliar la dificultad que supone la relación con el niño, es decir la permanencia, la mirada, el juego y la disponibilidad emocional.

Cuando un niño nos pide tiempo para jugar, o mirada para que nos extasiemos por un descubrimiento en su exploración cotidiana, cuando nos solicita presencia para permanecer a su lado o que nos detengamos un instante para que pueda recoger una piedra del suelo; solemos responder ofreciendo una golosina, una promesa o un juguete porque estamos apurados. El niño poco a poco va aprendiendo a satisfacer sus necesidades de contacto a través de objetos, y muchas veces a través de alimentos con azúcar. Todos los adultos sabemos que mientras un niño come algo dulce, no molesta. Y también sabemos que en la medida en que esté hechizado por la televisión, tampoco molesta. Si aprende a jugar con el ordenador, molesta menos aún. Y si necesitamos salir a la calle en su compañía, en la medida que le compremos algo, lo que sea, estará tranquilo y nos permitirá terminar con nuestros trámites personales mientras dura la fugaz alegría por el juguete nuevo.
Los niños aprenden que es más fácil obtener un objeto o algo para comer (generalmente muy dulce o muy salado) y de ese modo desplazan sus necesidades de contacto y diálogo hacia la incorporación de sustancias que “llenan” al instante. Tienen la falsa sensación de quedar satisfechos, aunque esa satisfacción dura lo que dura un chocolate. Es decir, muy poco tiempo. Por eso los niños volverán a pedir –o a molestar a ojos de los adultos- y en el mejor de los casos volverán a recibir algo que se compra, con la debida descalificación de sus padres por ser demasiado pedigüeños o faltos de límites. Es un modelo que repiten hasta el hartazgo, porque funciona: creen que necesitan estímulo permanente, consumo permanente y rápida satisfacción.
A esta altura, los niños han olvidado qué era lo que estaban necesitando verdaderamente de sus padres. Ya no recuerdan que querían cariño, ni atención, ni mimos, ni palabras amorosas. Ya no registran que era “eso” lo que estaban necesitando.
Nosotros los padres también consumimos para calmar nuestra ansiedad y nuestra perplejidad al no saber qué hacer con un niño pequeño en casa. La cuestión es que nos vinculamos con el niño sólo en la medida en que hay algo para hacer, y si es posible, algo para comprar o comer. Y si el niño puede hacer “eso” solo, sin necesidad de nuestra presencia, mejor aún. Sólo basta mirarnos unos a otros un domingo en un centro comercial cualquiera, en cualquier ciudad globalizada.
Esta dinámica de satisfacción inmediata a falta de presencia afectiva, somete a los niños a una vorágine de actividades, corridas, horarios superpuestos y estrés, que nos deja a todos aún más solos. No nos damos la oportunidad de aprender a dialogar, nos olvidamos de los tiempos internos y pasamos por alto nuestro sutil compás biológico.
¿Qué podemos hacer? Pues bien, podemos buscar buena compañía para permanecer con los niños en casa, sin tanto ruido ni tanto estímulo. Amparadas por otros adultos, es posible permanecer más tiempo en el cuarto de los niños, simplemente observándolos. No es imprescindible jugar con ellos, si no sabemos hacerlo o si nos resulta aburrido. Pero si no logran ser creativos aprovechando nuestra presencia, basta con acercarles una propuesta, unos lápices de colores, una invitación a cocinar juntos, o a revolver las fotos del pasado. En fin, siempre hay algo sencillo para proponer, ya que “eso” que haremos será la herramienta para alimentar el vínculo. Y los niños generalmente aceptan gustosos.
Cuando estamos en la calle con los niños, podemos “desacelerar” y darnos cuenta que no pasa nada si tardamos más tiempo en realizar las compras o los trámites. Porque de ese modo cada salida puede convertirse en un paseo para los niños y en un momento pleno y feliz para nosotros. Si somos capaces de detenernos ante una vidriera que les llama la atención, si una persona los saluda y nos otorgamos el tiempo de sonreírle o bien si nos sentamos un ratito en la vereda porque sí, porque pasó una hormiga, algo habrá cambiado en la vivencia interna de los niños. Esos cinco minutos de atención significan para nuestros hijos que ellos nos importan, que el tiempo está a favor nuestro y que la vida es bella desde el lugar donde ellos la miran. Estamos diciéndoles que nada nos importa más en este mundo que mirarlos, que deleitarnos con la vitalidad y la alegría que despliegan y que los amamos con todo nuestro corazón.
Toda la dedicación y el tiempo disponible que no reciban de nosotros, los obligará a llenarse de sustitutos, y luego creerán que sin esas sustancias o esos objetos no pueden vivir. La realidad es que no podemos vivir sin amor. Todo lo demás, importa poco.
Laura Gutman

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Premios del III Concurso de Cuentos Infantiles "Lactancia y Crianza"

Publicado por La Federació de Grups de Suport a la lactància Materna el 14/11/10.
El pasado viernes 12 de noviembre se ha hecho público el veredicto del Jurado del III Concurso de Cuentos Infantiles "Lactancia y Crianza" organizado por la Federación Catalana de Grupos de Apoyo a la Lactancia Materna.

En el acto participó como Invitada de Honor la Sra. Carmen Cabezas, subdirectora general de promoción de la salud del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, que entregó los premios e hizo también un avance de los datos provisionales de inicio y prevalencia de la lactancia materna en Catalunya 2010.
El cuento ganador ha sido:
“Tú, yo y la teta”
escrito por Monica Calaf e ilustrado por Mikel Fuentes, de Vilafranca de Penedés y La Múnia respectivamente, ambas localidades de la provincia de Barcelona (España).
La obra es un cuento dentro de un cuento donde madre e hijo hacen un recorrido por la que ha sido para ellos la vivencia positiva de su lactancia. Por el camino se van normalizando diferentes momentos y experiencias vitales desde el nacimiento, el sueño, la lactancia en diferentes lugares, en diferentes momentos de la vida de la familia, la participación del padre, el contacto con otras madres, los alimentos complementarios e incluso el destete.

La historia fluye como un río que recorre una experiencia compartida y se ve perfectamente reforzada por las ilustraciones a doble página, donde texto e imagen están perfectamente integradas y a partir de elementos, como por ejemplo el cabello de la madre, se va reforzado esta percepción de fluidez. Además las ilustraciones, de gran originalidad, contienen muchos pequeños detalles que refuerzan los contenidos tratados en cada página.
En esta edición del concurso no se ha otorgado ningún segundo premio debido a que el jurado ha considerado que, a pesar de haberse recibido obras de gran calidad tanto por el texto como por las ilustraciones, no había ninguna otra obra donde ambos elementos estuvieran equilibrados entre sí.
De todas formas sí han querido otorgar unos Diplomas de Mención de Honor a modo de reconocimiento de las obras más destacadas.
Así la primera Mención de Honor por la calidad del texto se ha otorgado al cuento:
"Hermanos de Leche"
escrito por Ibone Olza de Madrid (España).

El jurado ha querido reconocer sobre todo la originalidad de los temas tratados, como por ejemplo la información que se proporciona sobre lactancia a las escuelas, la lactancia de bebés prematuros y múltiples y los bancos de leche. Todo ello a través de la relación que se establece entre la madre de una niña ya mayorcita amamantada y la maestra de su hija, embarazada de gemelos. Relación que comienza con un conflicto que ambas mujeres saben resolver positivamente y que las hace avanzar en su relación hasta apoyarse para poder disfrutar finalmente ambas de la experiencia de amamantar a pesar de que sus circunstancias sean muy diferentes.
La primera mención de Honor por la calidad de las ilustraciones se ha otorgado al cuento:
"El misterio de la teta"
ilustrado por Soledad (Afra) Martínez de Buenos Aires (Argentina).

El jurado ha querido destacar la gran calidad de las ilustraciones, la delicadeza en el tratamiento cromático y el equilibrio de todos los elementos en juego de cada imagen.
La segunda mención de Honor por la calidad del texto se ha otorgado al cuento:
"El mejor aniversario de mi vida"
escrito por Mª Jesús Tirvió de Lleida (España).

El jurado ha querido reconocer así la calidad narrativa del cuento, muy bien escrito y estructurado a pesar de tratar una historia suficientemente conocida como el nacimiento de un hermanito a través de los ojos del hermano mayor.
Finalmente, la segunda Mención de Honor por la calidad de la ilustración se ha otorgado al cuento:
"Enamorada de ti"
ilustrado por Marilena Puzet de Draguignan, Francia.

El jurado ha querido destacar también la calidad del dibujo, sobre todo el efecto del lápiz con ocasionales toques cromáticos y la recreación que hace la autora que le sabe dar un toque poético muy interesante. A pesar de no tener un fuerte impacto visual las ilustraciones resultan muy agradables en sus formas.
Al concurso se han presentado un total de 62 cuentos, 21 escritos en catalán y 41 en castellano. La participación ha sido mayoritariamente femenina, con solo 6 autores y 10 ilustradores varones compitiendo por el premio.
59 de los cuentos presentados provienen de España, 30 de Catalunya y 29 del resto de España con participación de distintas autonomías entre la que destaca Madrid con un total de 13 cuentos presentados. 3 cuentos procedían del extranjero, uno de Francia y dos de Argentina, aunque la participación internacional ha sido algo más amplia ya que ha habido cuentos mixtos, presentados desde España pero con ilustrador o autor extranjero.
El cuento ganador será publicado por la Editorial Ob Stare durante el primer semestre del 2011 en una edición bilingüe en catalán y en castellano.

domingo, 21 de noviembre de 2010

A veces, invertimos más en un coche que en un hijo. Artículo de Eduard Punset.

Hoy quiero compartir con vosotros un artículo de Punset, donde se explica como lo que ocurre mientras el niño está en el vientre de la madre repercute en su vida futura. Y como influye el abandono emocional de los niños en sus primeros años, en su salud física y mental en la edad adulta.

Cómo dijo el obstreta Michael Odent: “El gran descubrimiento de la segunda mitad del siglo XX, fue que los niños necesitaban a su madre”
A veces, invertimos más en un coche que en un hijo


Eduard Punset 21 Noviembre 2010
"Lo tengo claro. Hace muy poco tiempo nadie se ocupaba seriamente del impacto que tendrían en el feto del vientre de la madre los niveles de estrés de esta última o, con menor razón, del padre. Está claro que el dilema consistía luego en enviarlo o no a la guardería como única alternativa para que ella no tuviera que abandonar el trabajo; muy pocos tenían la conciencia o el conocimiento para preocuparse del tratamiento educativo que recibía allí el recién nacido. Nadie sabía nada de los efectos que sobre la adolescencia de una niña tenía la ausencia del padre tras una separación.
Si mis lectores me insisten en que les diga cuál es el descubrimiento social más trascendental de estos dos últimos siglos, no tendré más remedio que responder: el impacto insospechado en su vida de adulto de lo acontecido al bebé desde el vientre de la madre.
Vayamos por partes. Cuando la madre está angustiada o estresada, ¿repercute en la salud del niño? Parece difícil negarlo. Un padre puede tener, biológicamente, muchísimos hijos, mientras que una madre apenas unos pocos. El resultado de esta diferencia comporta que el valor otorgado inconscientemente por uno y otro es distinto. Para la madre se trata de uno de los poquísimos activos biológicos con los que podrá contar en toda su vida. No es extraño que el grado de preocupación por el impacto en la vida del feto, o más tarde del bebé, de su propio estrés o angustia sea mucho mayor en el caso de ella que del padre.
Los niveles de estrés de una futura madre pueden repercutir en el estado emocional del feto.¿Alguien puede sugerirme por qué intentamos esconder los resultados negativos de la mayoría de las encuestas y los análisis efectuados sobre el aprendizaje en las guarderías infantiles?
 Los resultados tienden a demostrar que se produce un aumento de la agresividad y violencia en edades posteriores cuando el régimen de las guarderías empezó antes de los cinco años, prolongándose durante muchos años durante 30 o 40 horas por semana. Como me dijo en una ocasión un gran neurólogo británico especializado en la educación infantil: “A veces estamos más dispuestos a pagar por un buen parking que por guardar a nuestros hijos”.
En lo anterior subyace una de las grandes contradicciones de nuestra sociedad. Tenemos el gran mérito –comparados con el mundo islámico– de haber sabido asimilar a la mujer en los procesos de producción y de ahí que otras civilizaciones basadas en religiones excluyentes no podrán competir jamás con nosotros. Ahora bien, está por realizar el sacrificio o la aplicación del conocimiento necesario para que esa incorporación de la mujer al trabajo se pueda hacer en las mejores condiciones, velando por la calidad de los contenidos físicos y académicos de las guarderías necesarias.
Por último, ahora también sabemos de la comunicación intergeneracional de los niños. Resulta que, en promedio, una niña abocada a crecer sin la presencia del padre a raíz de una separación del matrimonio accede antes de la edad promedio a la pubertad; y no solo eso, suele tener mayores dificultades de integración que el promedio de las niñas de su edad. La adolescente no para de hacerse a sí misma preguntas sobre su propia situación, acumula información codificada sobre el grado de confianza que puede depositar en los adultos y, muy particularmente, en los hombres. De esas preguntas surge una actitud decidida sobre el entorno familiar.
Tenemos que cuidar muchísimo más de lo que hemos querido o sabido hacer el aprendizaje emocional de los niños y no solo, como ha ocurrido hasta ahora, el aprendizaje cognitivo o académico. Hasta los siete años, los niños son el mejor ejemplo de un departamento de I+D con gastos pagados, que no podemos abandonar a su suerte si queremos sobrevivir"

sábado, 20 de noviembre de 2010

Banco de leche en aragón

El Gobierno de Aragón pondrá en marcha a principios de 2011 uno de los primeros bancos de leche humana de España, con una inversión de 55.000 euros y un coste anual de 9.000 euros, que la almacenará, pasteurizará y dispensará con todas las garantías de calidad y seguridad, donada para los niños a los que se indique su consumo. Se ubicará en la sede del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón.

Según ha informado el Gobierno de Aragón en un comunicado, la leche materna contiene todos los nutrientes para el recién nacido que son necesarios en los primeros meses de vida y lo protege frente a diversas enfermedades tanto durante la lactancia como en el futuro.
Esta es la evidencia a partir de la cual se recomienda la leche materna para los niños prematuros o con necesidades especiales, recurriendo a los bancos de leche humana cuando la madre no puede amamantar a su hijo.
La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, ha confirmado que la lactancia materna es una parte de las políticas que actúan sobre los determinantes de salud, por cuanto significan una medida de promoción de la salud y de prevención de problemas de salud en la infancia, y ha defendido, frente a las situaciones en las que no es posible la lactancia de la propia madre, la búsqueda de las alternativas que ofrecen los bancos de leche humana.
Luisa María Noeno ha recordado que se trata de programas altruistas y solidarios que pueden beneficiar a los niños con riesgos vinculados a su nacimiento prematuro o bien que presentan determinados problemas de salud.
"Cerca del cinco por ciento de los recién nacidos en Aragón tienen un peso y una talla inadecuados para la edad de su gestación. No todos necesitan un programa de estas características, sólo cuando esté indicado por los médicos y en aquellos supuestos en los que no puedan ser amamantados por sus madres", ha explicado Noeno.
Así ha añadido que el Departamento, "sensible por estas situaciones y esperando que la respuesta solidaria estará a la altura de lo que habitualmente es el comportamiento de la sociedad aragonesa, hemos programado la apertura de este banco" que, si bien no entrará en funcionamiento hasta 2011, "desde mañana se pondrá en marcha una iniciativa muy potente de formación al personal que trabaja en el Servicio Aragonés de Salud".
"Las estimaciones son que, una vez esté consolidado este programa --en un plazo de 3 años aproximadamente--, se podrá disponer de entre 65 y 80 donantes cada año, con una producción de leche materna de 370 a 450 litros, lo que permitiría hacer frente a las necesidades de entre 75 y 90 recién nacidos, lo que implicaría un consumo total de alrededor de 250 litros al año", ha informado la consejera.
La administración de leche donada se da siempre bajo prescripción médica, con el consentimiento informado de los padres, con dosis de leche a la medida del receptor y con priorización según las reservas acumuladas en los bancos.
Los perfiles de las donantes son mujeres sanas, con procesos de lactancia satisfactorios y sin riesgo de contraer enfermedades. Todas ellas pasan por entrevistas personales, firman un consentimiento informado, se someten a una encuesta de salud y pasan diversas analíticas médicas para garantizar la seguridad de su donación.
ZARAGOZA, 9 Nov. (EUROPA PRESS)

jueves, 18 de noviembre de 2010

Ecología y lactancia

En un mundo sobreexplotado, donde nuestro ecosistema se queja constantemente de los abusos que le propinamos, y donde nuestros hábitos de consumo cada día exigen más, parece urgente conseguir un desarrollo  social y económico, respetuoso con nuestro planeta tierra.

En ese sentido la lactancia materna, consigue tres objetivos:
  • Es ecológica puesto que no genera ningún tipo de residuo y evita la utilización de otros recursos
  • Además de económica, reduce los gastos en medicamentos
  • Reta el modelo común de las mujeres como consumidoras. Dando valor a las propias capacidades para conseguir la alimentación infantil y no buscando soluciones comerciales fuera de sí mismas.
En esta línea Jesusa Ricoy reflexiona sobre la lactancia materna y la ecología en el artículo que os pego a continuación:

Amamantando el Planeta en Ecoféminas
Escrito por Jesusa Ricoy Olariaga para Economía Verde

La leche humana es una comodidad que normalmente se ignora en las estadísticas nacionales y se pasa por alto en los cuestionarios sobre consumo alimenticio, y sin embargo ahorra a un país millones de dolares en importación y gastos por problemas de salud.

El ministro de sanidad de Mozambique, en 1982 calculó que tan sólo una subida en el uso de leche artificial de un 20% en sólo un par de años esto costaría al país (el equivalente a) 10 millones de dolares, y esto sin incluir gasóleo, distribución o gastos por problemas de salud. También se calculó que la energía empleada para hervir el agua utilizaría todo aquello que había generado el más importante proyecto de reforestación de Mozambique.

Gabrielle Palmer, autora de “The Politics of Breastfeeding”
A menudo en espacios virtuales y reales, se origina el debate “lactancia artificial versus lactancia materna”. Casi siempre el debate gira en torno a los múltiples beneficios de salud que asegura la lactancia materna tanto para el bebé como para la madre, así como del efecto positivo que tiene el amamantar emocionalmente. Se suele hablar de la independencia que según algunas madres otorga el biberón, de la libertad de la mujer, y de la necesidad de compartir esta cuestión con el macho de nuestra especie aunque este carezca de mamas. Se ha debatido y se sigue debatiendo, pero hay dos ángulos desde los que se debate menos, el económico y el ecológico.

Aparcamos aquí todos los anteriormente mencionados, para centrarnos en esto, haciendo así desde estos puntos evaluación de ambas formas de alimentación.

Al comparar ambas leches en términos puramente ecológicos, enseguida observamos que no hay comparación posible, una tiene efectos negativos en nuestro ecosistema, mientras que la otra no sólo no daña el medio ambiente sino que además reduce costes sanitarios.

La leche artificial necesita ser producida y transportada y emplea energía en su preparación además de que el medio habitual utilizado en su administración suelen ser biberones de plástico.

La leche materna no necesita ser transportada ni calentada, no hay deshechos, ya que se produce en función de la demanda, es gratuita y no necesita ser empaquetada y no se producen materiales para su promoción. Por lo general los bebés amamantados utilizan además menos pañales. Los bebés no necesitan ningún otro producto alimenticio durante los primeros seis meses. La leche materna ecológicamente hablando es un recurso totalmente respetuoso con el medio ambiente.

En una ocasión leí que si el 50% de los bebés nacidos en Canadá fuesen alimentados durante seis meses con leche artificial (unos 400,000 al año), se tirarían a la basura más de 15 millones de latas vacías.

Y se ha citado a menudo el hecho de la cantidad de vacas lactantes necesarias para producir leche artificial. En India, si se suplantara la leche materna por leche artificial se necesitarían 135 millones de vacas lactantes. En México para producir un kilo de leche artificial son necesarios 12 metros y medio de campo.

Por no hablar del maltrato animal que supone la separación de vaca y ternero, a veces aún con la placenta colgando del cordón umbilical. Y con las vacas sufriendo mastitis y otros horrores.

A nivel individual hay poco que decir más allá de que la leche materna es gratis, la leche artificial cuesta unos mil euros al año por bebé (siempre y cuando no incluyamos leches especializadas para prematuros, ni los costes de medicamentos y días libres que las madres de bebés alimentados con biberón suelen tener que coger, debido a otitis y diarreas entre otros)

Pero si pensamos en la economía de un país, tan sólo un aumento del amamantamiento de un 10% en términos de salud seria el equivalente a :

* 17.000 casos menos de otitis media = 618.000 euros

* 3.900 casos menos de gastroenteritis =3.15 millones

* 1.600 casos menos de asma= 3.15 millones de euros

* Menos tetinas y menos leche en polvo = 123.900 euros

Y creo que de todos estos datos o números lo que yo personalmente considero aún más importante es la dependencia que genera la lactancia artificial versus la supresión del poder o la independencia que confiere el poder alimentar a un bebé por nuestros propios medios, produciendo de nuestras propias reservas su alimento, de manera gratuita, a la temperatura ideal y en cualquier sitio. ¿Es esto algo canjeable o negociable? Y de serlo, ¿es normal que los que paguemos seamos nosotros?

Pagamos por la leche artificial, pagamos emocionalmente por no dar de mamar, pagamos en salud, la nuestra y la de nuestros hijos, pagamos con la perdida de la libertad y la perdida de capacidad de sacar a nuestros hijos adelante en cualquier situación y pagamos porque el planeta que contaminamos, maltratamos y explotamos es el nuestro y de esos mismos hijos a los que también contaminamos con biberones hechos con bisfenol A, con aluminio, zinc ,cadmio, con silicio y fitoestrogenos todos ellos presentes en la leche artificial para bebés

La ecología de un nuevo mundo debería ser la del amor y el respeto descritos en un circulo eterno:
Parir con amor-amamantar-criar con respeto-amar al planeta-amarnos a nosotros mismos, concebir con amor-parir con amor…
Nuestros hijos sentirán por fin y de manera primal el respeto de su especie y así desde este respeto aprendido a un nivel físico podrán quizá salvar este mundo que es el suyo.

Jesusa Ricoy Olariaga vive en Londres, Reino Unido y es madre de dos hijos a los que educa en casa, además acompaña partos como doula y da clases de preparación al parto, es educadora perinatal por la Universidad de Bedfordshire, ha cofundado la linea de ayuda emocional post natal Escuchando con el Corazón y colabora con la linea equivalente en el Reino Unido creada por Sheila Kitzinger, Birth Crisis

martes, 16 de noviembre de 2010

El bebé glotón y sus accesorios


El año pasado, os presenté en este blog, al Bebé Glotón, un muñeco cuyo diseño, pionero a nivel internacional, permitía imitar la lactancia materna. Después del éxito rotundo obtenido y con más de 21.000 unidades vendidas, la empresa que lo comercializa inicia ahora su colección de accesorios con el Sacaleches.

"En 2009 el mercado juguetero alumbró al Bebé Glotón, un muñeco al que hay que amamantar. Cuando a lo largo de 2010 se presentó este muñeco en el extranjero, cadenas de televisión americanas como Fox o la NBC se refirieron a este juguete como "un producto sexista y que podía crear embarazos prematuros", explica el director comercial de Berjuan, César Bernabeu.

Pues si aquello sorprendió, para esta campaña de Navidad el Bebé Glotón inicia su colección de accesorios con el Sacaleches. Sí, un sacaleches: "Queremos que las niñas sepan lo que hay: que la madre trabajadora no tiene por qué renunciar a la lactancia de ninguna manera, de forma que la niña puede ir a escuela y dejarse el biberón preparado".
Para ello, la niña se pone la camiseta a la que pega la pera e imita el trabajo de succión; conectado a ello está el biberón mágico que se va llenando de leche y que es con el que se alimenta al muñeco glotón. Para evitar posibles trampas, como el uso de otros biberones, el muñeco está dotado de un dispositivo patentado que reconoce el biberón correcto y solo interactúa con él.
Cuando la niña o el niño u otro familiar al que se le encargue la alimentación del muñeco "crea que ya está alimentado, se le dan unos golpecitos en la espalda para que pueda eructar". Así, imitando al máximo la realidad se enseñan los beneficios de la lactancia materna y sus obligaciones.
No es una estrategia comercial.
Desde Berjuan rehúsan que estén buscando la polémica para vender más: "Es una ilusión tan grande con la que trabajamos que cuando escuchas cosas así te quedas fuera de juego. La asociación de madres lactantes española, Fedalma, ha estado con nosotros desde el principio y nos han llegado a decir que la labor que realizamos supone un hito que marca un antes y un después. Cuando ves jugar a los niños con el Glotón, comprendes que es algo natural y nada polémico".
Entonces, ¿por qué no sacarlo antes? "Hace 20 años la sociedad de ninguna forma habría admitido un producto como este por como estábamos educados, tal vez los fabricantes deberíamos haber hecho algo, pero es que en esa época tampoco había asociaciones de madres lactantes que ahora piden estos productos".
De todas formas, Bernabeu recalca que incluso ahora, "cuando lanzamos el Bebé Glotón los psicólogos ya nos avisaron: 'Hay un sector de la población que tiene pudor a que se dé el pecho en la calle y no verá que esto esté bien'".
Éxito de ventas.
A pesar de eso, solo en España colocaron 21.000 unidades del Bebé Glotón en la pasada temporada. Y la implantación en el mercado extranjero no para de crecer. Estos días están cerrando los flecos para que la asociación internacional The Leche League (http://www.llli.org/) venda este muñeco y sus accesorios desde su página web "haciéndonos incluso la promoción en medios de comunicación".
A ello hay que sumar los acuerdos de distribución en Brasil, Holanda y Alemania, entre otros países y el lanzamiento de las versiones africana y asiática del muñeco. Una expansión que necesita apoyo logístico desde fuera de Onil, para lo cual preparan la apertura de una oficina en Miami.
Al final, concluye Bernabeu que "la idea que tenemos es que este producto quede como un clásico. De la misma forma que hace 20 años aparecieron los primeros muñecos con sexo y fue un escándalo, esperamos que en el futuro el Bebé Glotón se vea como algo natural".
El Mundo 8/11/2010

lunes, 15 de noviembre de 2010

Estrenamos local.

Mañana día 16 de noviembre de 2010, el grupo Sant Feliu-Lactancia Materna, estrena local para continuar las sesiones semanales que desde octubre de 2008 llevamos realizando.


El nuevo local, está situado en la antigua Escola Bressol Patufet dentro del recinto de la escuela Pau Vila (Cami Mas Lluhí s/n, 08980 Sant Feliu de Llobregat ). Pincha AQUÍ para ver el mapa.
Mantendremos el horario de 17.15 a 19 h, pero cambiaremos el día a los MARTES, por la imposibilidad de utilizar este nuevo espacio los miércoles.
Espero que los cambios no resulten un impedimento para seguir encontrándonos cada semana con la misma ilusión, y para poder continuar compartiendo nuestras experiencias alrededor de la lactancia.
Os esperamos.

martes, 26 de octubre de 2010

Vídeo grupo Sant Feliu-Lactancia Materna 2009-2010

El vídeo que os muestro a continuación es un breve resumen en imágenes de nuestro paso por el grupo Sant Feliu-Lactancia Materna durante el curso 2009-2010.

El grupo de apoyo a la lactancia de Sant Feliu, se creó hace más de dos años y este que ahora comienza será nuestro tercer curso. Tres años donde hemos compartido experiencias e información sobre lactancia materna, pero sobre todo nos ha servido para recuperar y devolver la confianza en nosotras mismas y en nuestro instinto. Y esto es lo que semana a semana nos sigue uniendo y nutriendo emocionalmente.

Espero que os guste.

viernes, 15 de octubre de 2010

La historia de Louise y su nieta Micheline

A través de mi gran amiga Lola de Vía Láctea, me llega esta historia, llena de esperanza y de amor que viene a corroborar que la lactancia casi siempre es posible, incluso a través de la relactación.

Dicen los libros de Medicina…

05 Octubre 2010
Por Óscar Sánchez-Rey (República Centroafricana, MSF)
La historia de Louise y de su pequeña nieta, Micheline, no es una historia ni más excepcional ni más difícil que el resto de historias de los muchos pacientes que a diario vemos en los centros donde trabajamos. Pero es la historia personal, y por tanto única, de dos personas. Una pequeña paciente de apenas tres meses de vida, que nunca tendrá recuerdos de estos días, y de su abuela, que seguro que no olvidará su paso por nuestro centro nutricional de Boda.

Micheline es una paciente con una situación un tanto atípica entre los pacientes desnutridos. De hecho, técnicamente, ella no está desnutrida. Forma parte de los pacientes menores de seis meses que debe recibir un tratamiento especial e intensivo. A Micheline hay que buscarle una forma de alimentación adecuada para su edad y sostenible para al menos los próximos seis meses. La leche materna no está disponible, y los médicos de nuestro centro están usando una técnica para devolver la leche a su abuela, que hace más de 30 años que no amamanta.
Dicen los libros de Medicina que mediante la estimulación del seno se produce la hormona responsable de regular el flujo lácteo, y que es posible que una mujer que alguna vez haya dado el pecho lo vuelva a dar sin necesidad de estar embarazada. En Boda es la primera vez que veo el caso real en el terreno. Aproveché para hablar con Louise y que me contara la historia de cómo llegó a nuestro CNI, el centro nutricional intensivo.
La mamá biológica de Micheline está enferma y no puede hacerse cargo de la niña. El padre despareció. Abuela, madre y ahora nieta viven juntas en la misma casa. Son agricultoras y subsisten con lo poco que les da la cosecha. Ellas son de Bossui, un pueblo al que vamos una vez cada dos semanas con nuestro centro nutricional ambulatorio.
Louise sabía que la única posibilidad de ayudar a su nieta era caminar los 30 kilómetros de distancia entre Bossui y Boda para llegar al hospital. Tardo toda una jornada en recorrerlos. No fue fácil porque, en plena época de lluvias, los aguaceros no dan tregua.
Louise me contó que la técnica de succión consiste en administrarle leche a la niña por una pequeña sonda pegada a su seno. Con la succión que realiza para beber la leche artificial, la niña estimula el pecho y, al cabo de varias semanas, la leche comienza a subir. Me dijo Louise que la última vez que dio de mamar fue en 1972, cuando nació su única hija. Y que, aunque la cosa parecía un poco rara, ella creyó en todo momento a los doctores. “Si ellos decían que podría volver a dar el pecho, sería verdad”. Está bien en el centro y no tiene prisa por irse, la prioridad es la pequeña. “Me iré cuando me den el alta los médicos, no antes”, me dijo con gran confianza en sí misma.
Hablé con Louise hace algunas semanas. Pensé que tal vez estaba bien dejar pasar un tiempo para ver cómo había ido todo. Mes y medio después, la niña está fuerte y sana. Los médicos han comenzado a retirar progresivamente la leche artificial, porque Louise ya tiene buena capacidad para dar de mamar a su nieta. Hemos encontrado una manera sostenible, segura y barata de alimentar a la bebé durante al menos su primer año de vida.
Seguro que, a lo largo de su vida, Micheline tendrá que enfrentarse a muchas más dificultades, pero la primera batalla ya está ganada.
Desde Boda,
Óscar
Foto: Louise y Micheline en el centro nutricional (© Óscar Sánchez-Rey)

Fuente: 20 minutos.es

jueves, 30 de septiembre de 2010

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2010

El próximo domingo 3 de octubre de 2010, Alba Lactancia Materna, celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna en el Parque de l'Estació del Nord, en Barcelona.

La XI Fiesta de la Lactancia es un evento lúdico e informativo abierto a la participación, donde tendremos la oportunidad de disfrutar de diversas actividades para toda la familia.
El acto se enmarca dentro de las actividades de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, y a lo largo del evento se leerá un manifiesto

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es una iniciativa mundial que este año 2010 se celebra bajo el lema:

PASO A PASO HACIA UNA ASISTENCIA HUMANA DEL PARTO Y LA LACTANCIA

Pretende hacer visible la importancia de la adecuada atención a las madres lactantes antes, durante y después del parto, así como a lo largo de toda la duración de la lactancia materna.

Yo no me lo pienso perder. ¿Te apuntas?

lunes, 6 de septiembre de 2010

Mismo amor, nueva etapa

Quedan pocos días para que me reincorpore de nuevo al trabajo remunerado, después de mi excedencia por maternidad. Los mismos días que faltan para que Anna comience su etapa escolar.
He tenido la suerte de poder estar tres años y cuatro meses al lado de mi hija, acompañándola, y viviendo muy intensamente cada uno de sus progresos en la vida. A la vez, he podido estar mucho más cerca de mi hijo Marc.

Estos años nos han servido, a Anna y a mi, para conocernos, para experimentar juntas, para decirnos que nos queríamos cuando nos apetecía, para bailar, para nadar, para cocinar juntas, para olernos, para acariciarnos, para saciarnos de contacto, de mirada y de presencia, para darle pecho en cualquier momento y en cualquier lugar, para cogerla en brazos, para dormir a su lado, para consolarla cuando lo ha necesitado, para ver pasar la vida, para enamorarnos…
Instintivamente decidí quedarme con mi hija porque quería una maternidad consciente y una feliz crianza. Conocedora de que los menores de 3 años toleran mal las separaciones, fui alargando la excedencia. Ahora considero que mi hija ya ha elaborado un apego seguro, y a partir de su vínculo conmigo, será capaz de establecer otras figuras de apego secundarias. Sé que cuanto más sólida y más segura sea la relación conmigo, más sólidas serán las relaciones que mi hija establecerá con el resto del mundo, a lo largo de toda su vida. Los niños que han tenido una relación intensa y druradera con la madre, los que han tenido más brazos, más contacto, más mimos, más juegos, más risas, son los que mejor se adaptan a la separación.

Afortunadamente no dejé que las normas establecidas, me obligaran a vivir mi maternidad en contra de mis instintos, porque estoy convencida de que a raíz de mutilar los deseos de estar con mi hija, habría surgido algún conflicto.

Me siento más realizada que nunca, aunque a las mujeres se nos haya engañado con la pseudo-liberación. Durante mucho tiempo nos han contado que nuestra realización depende de nuestra inclusión en el mercado laboral. Mentira.

Las mujeres que tomamos la decisión de quedarnos en casa para acompañar a nuestros hijos, a veces no somos entendidas porque renunciamos a nuestro trabajo, porque disminuimos nuestra actividad social, o simplemente porque “no hacemos nada”. Sin tener en cuenta que la actividad más importante que los padres pueden hacer a lo largo de su vida es criar a sus hijos. Porque el cariño ilimitado de los primeros años les darán la confianza en sí mismos y en el mundo que les rodea, para iniciar el camino de la independencia, y porque ese cuidado formará las bases de los adultos del futuro. ¿Alguien conoce algún trabajo remunerado más importante? Yo no.

Tomar la decisión de quedarse con los hijos, es costosa económicamente, porque durante todo este tiempo no se cobra. Muchas familias no tienen el poder de elección porque viven en situaciones económicas precarias. Pero otras veces es cuestión de imaginación. Muchas madres hacen verdaderos malabares para eliminar lo superfluo de sus vidas y poder así arañar algún euro que les sirva para alargar sus permisos de maternidad.

Afortunadamente, en todo este camino he tenido la comprensión, el apoyo, la colaboración, la compañía y el amor de mi compañero de viaje, sin él hubiera sido más difícil. En él he visto el padre amoroso que siempre he querido para mis hijos. Ha sabido alentarme y contenerme cuando lo he necesitado y me ha hecho sentir la mejor madre del mundo. Esta colaboración en la crianza, viene a compensar un poco la falta de tribu con la que nos encontramos las mujeres, especialmente las que decidimos criar conscientemente a nuestros hijos.

Y al lado de su padre, Marc, el pequeño Marc, que acaba de cumplir 7 años. Él me hizo nacer como madre, y él me enseñó a maternar, a criar y a lactar. Él me empoderó, él me conecto con mi instinto. Después de su nacimiento nada volvió a ser igual, me sentí hermanada con todas las madres del mundo a través de un lazo invisible de unión y de solidaridad. Y con él y con Anna, sigo aprendiendo a diario a ser mejor madre y mejor persona.

Gracias por cambiarme la vida.

sábado, 28 de agosto de 2010

Tarde de tertulia y Roiboos. Primera parte.

Cada día me sorprendo más de cómo los condicionamientos culturales pueden hacer rodar hacia un lado u otro la vida de las personas.
Ayer tomé un Roiboos en buena compañía, con bullicio de niños alrededor y con el silbar de un ventilador a mi espalda. El veterano de la reunión nos explicaba como había sido su primera infancia y se preguntaba si sus miedos y sus inseguridades podían tener su origen en esos años.
Hoy se sabe que el periodo primal, es decir el que va desde la concepción hasta el primer año de vida, determina nuestra salud, física y emocional y que todo lo que allí pase marcará nuestra vida para siempre. Hasta el punto en el que hoy podemos decir, porque así lo avala la literatura científica, que la forma en que venimos al mundo y la forma en la que somos criados, determina nuestra capacidad de amar.
La historia se sitúa en Uruguay, en los años 30 del siglo pasado. Una mujer embarazada espera su primer hijo. La vida para ella no era muy difícil, por aquel entonces a su alrededor reinaba la tranquilidad y la bonanza económica. Pero el azar quiso que durante su estado de buena esperanza llegara hasta sus oídos la noticia que hizo cambiar el curso de su embarazo y de su vida. Su marido le era infiel. La tristeza se fue apoderando de ella día a día y la depresión entró en su vida haciendo de su embarazo, de su parto y de su crianza, una verdadera tortura.
Un día de diciembre, en pleno verano uruguayo, nació un niño, en un parto difícil como no podía ser de otra manera. El pequeño presentaba deformidades craneales debido a las muchas horas que duró el parto. Eran tan evidentes esas deformidades transitorias que la forma de su cabeza determinó su alias para siempre.
El parto no hizo más que empeorar la situación de tristeza de la madre, a la que le diagnosticaron una profunda depresión. Como parte del tratamiento, la aislaron sin ver a nadie, ni siquiera a su hijo, para que se recuperara pronto de su enfermedad.
La crianza del recién nacido pasó a manos de una tía soltera que cuidaba al niño con devoción y amor incondicional. Cómo la tía Ana no podía alimentar a su sobrino, el padre se encargaba de buscar unas cuantas nodrizas que dieran de mamar a su hijo. En cada una de las tomas, el padre iba a buscar al pequeño, para llevarlo al calor del pecho de las mujeres que de forma remunerada lactaban al niño. Entre las mujeres, todas de clase social baja, se encontraba una mujer negra a la que el padre del niño encontraba fácilmente en los bailes callejeros.

La mujer era aficionada al candombe, la diversión más difundida del grupo de negros de aquel Uurguay. El padre con su hijo en brazos irrumpía el baile. Después, le pedía a la mujer que parase de bailar al ritmo de los tamboriles para que buscara un rincón donde poder lactar a su hijo. Muchos de esos días la mujer presentaba signos de haber estado ingiriendo alcohol, pero esto tampoco podía ser obstáculo para darle de mamar al niño. O eso o nada.
Cuando la madre recién parida presentaba periodos de mejoría, le dejaban estar al cuidado del pequeño. Por lo que el niño pasaba de una “madre” a otra continuamente.
Así pasó el niño su primera y más tierna infancia, con separaciones continuas de su figura materna.
70 años después, ese niño sigue preguntándose si su historia de vida inicial puede haber influido en como ha fluido su vida posterior y en su personalidad.
El gran descubrimiento de la obstetricia de la segunda mitad del siglo XX fue comprobar que los bebés necesitaban a su madre. Por eso me sorprende ver, aun hoy en algunos hospitales, separaciones innecesarias entre madres e hijos -afortunadamente no tan largas como las que acabo de relatar- con la intención de que la madre descanse y se recupere después del parto.
Dos generaciones después, el niño del relato puede ver a su nieta Anna con más de tres años, siendo alimentada al pecho de su madre, sin que la pequeña haya tenido que sufrir separaciones innecesarias durante todo este tiempo; porque afortunadamente su madre y su entorno sí conocen la importancia del baile mágico entre madre e hijo, y de la formación del vínculo y del apego maternal durante los primeros años de vida.

Nota: Aprovecho el relato para compartir con vosotros el candombe uruguayo, practicado y difundido internacionalmente y reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

martes, 17 de agosto de 2010

Descubriendo la Maternidad

Descubriendo la maternidad es un proyecto de el Parto es Nuestro. El objetivo es hacer llegar a los más pequeños la idea del embarazo, el parto, la lactancia y la maternidad como procesos naturales. 
En definitiva, el futuro está en sus manos.
Junio 2, 2010 por El Parto Es Nuestro

Por Candy Tejera
“La leche es dulce como la miel”.
“La teta es como un microondas porque saca la leche calentita”.
“¡Yo quiero tener un “Parto Ismael!”.
“Cuéntanos más cosas de los mamíferos”.
“Yo de mayor seré matrón y respetaré los tiempos de la mujer”…

Estos son algunos de los comentarios de los niñ@s de distintas edades con los que hemos compartido tiempo, emoción y risas, ideas, juegos e imágenes sobre embarazo, parto y lactancia a través de los talleres de nuestro proyecto “Descubriendo la Maternidad”.
El objetivo de este proyecto es hacer llegar a los más pequeños una información veraz y útil acerca de estos procesos fisiológicos, siempre desde una perspectiva saludable y basándonos en la evidencia científica más rigurosa y actualizada.
Y es que la información que se les da actualmente en los centros educativos sobre los temas que nos ocupan es escasa cuando no inexistente, se limita a una descripción de los órganos sexuales y el sistema reproductivo, pero no va mucho más allá del momento de la concepción.
Al tomar conciencia de esta realidad decidimos desarrollar una serie de talleres para cada etapa del Sistema Educativo en los que, mediante materiales lúdicos y originales intentamos promover la curiosidad de los alumn@s. Nos basamos en una metodología participativa, comunicativa y de aprendizaje significativo, priorizando que los niños/as tengan un papel activo a través del juego, la creatividad y la actitud investigadora.
Los talleres son impartidos (de manera totalmente gratuita, para sorpresa de muchos…).por socias de El Parto es Nuestro que conocen a la perfección los materiales y los contenidos a desarrollar. El proyecto está avalado por el Ministerio de Sanidad, así como por diferentes profesionales de los ámbitos sanitario-ginecólogos y matronas- y educativo -maestras, psicólogas y pedagogas-.
¿Y en que consisten los talleres?
Pues entre otras cosas les contamos un precioso cuento sobre un parto que se titula
“Un día importante”.
Les presentamos a nuestra muñeca Eugeni@, la estrella del proyecto, que simula a un bebé dentro del útero, con su cordón umbilical, su placenta… y jugamos a parir.

Les mostramos muchas imágenes de mamíferos: embarazados, de parto y lactando, entre los que nos encontramos nosotros, los seres humanos.
Hablamos de lo “rica que está la tetita” y de lo a gusto que están los bebés en brazos de sus mamás mamando (y si encontramos a alguna mamá disponible y nos lo permiten, les mostramos una toma en vivo y en directo).
Los mayores aprenden muchas cosas (más de las que nos enseñan a la mayoría de las embarazadas en las clases de preparación al parto…), sobre que necesitamos para parir, que tipos de parto existen y sobre todo que tenemos derecho a decidir como queremos hacerlo.
En definitiva nuestro propósito es mostrar a los niños que:
• El embarazo es un estado natural, no una enfermedad.
• Que parir es bello y todo nacimiento debe ser un acontecimiento feliz.
• Toda mujer es capaz de dar a luz al bebé que ha acogido en su interior durante nueve meses.
• La leche materna es el alimento ideal para el recién nacido.
• Mamar es un acto natural y de amor que proporciona placer tanto a la madre como al niño.
• La importancia del vínculo entre madre e hijo y su repercusión sobre la salud.
Y aunque bautizamos esta idea como “Descubriendo la Maternidad” nuestra mayor ilusión es conseguir que llegue el momento en el que todos volvamos a saber qué es la maternidad y no sea necesario que nadie nos lo descubra.
Para más información sobre los talleres escribid a proyectoeducativo@elpartoesnuestro.es

jueves, 12 de agosto de 2010

¿Qué necesitan los niños? Vídeo de Laura Gutman

La escritora y terapeuta familiar Laura Gutman , ha publicado varios libros sobre maternidad, paternidad, vínculos primarios, desamparo emocional, adicciones, violencia y metodologías para acompañar procesos de indagación personal.
En diferentes entradas de este blog, he puesto de manifiesto que Laura Gutman sigue reivindicando el poder de la maternidad y de la nutrición emocional como vía para conseguir adultos autónomos, sanos y felices.
En el vídeo que hoy os propongo, la escritora incide en la necesidad de piel del bebé y de ser alimentado con leche de madre.  Además explica que la maternidad no debería ser un lugar de sometimiento y resalta la invisibilidad de la maternidad en la sociedad actual.
Finalmente nos hace reflexionar sobre por qué nos cuesta tanto cubrir la necesidad primordial de los niños, es decir el contacto corporal y emocional permanente con otro ser humano. Y nos propone resolver nuestro dolor infantil para poder poner nuestro cuerpo a disposición de nuestros hijos.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2010


La Semana Mundial de la lactancia materna 2010 conmemora este año, el 20 Aniversario de la Declaración de Innocenti con el lema "Paso a paso hacia una atención humana del nacimiento y la lactancia" Se prepetende así,  difundir la IHAN tanto a nivel hospitalario como en Centros de Salud.
Desde el grupo Sant Feliu-Lactancia Materna como siempre, queremos apoyar la iniciativa.
Además, este año, tenemos el honor de aparecer en el material y en el poster que se han elaborado para promocionar la campaña, con una de las fotografias ganadoras del concurso que se organizó para conmemorar el evento.

martes, 20 de julio de 2010

La leche materna previene la obesidad del bebé

Ya se conocenlos múltiples beneficios de la lactancia materna en la salud infantil, el desarrollo intelectual y motor, el posterior riesgo de enfermedad crónica y en la salud materna.
También se conoce la asociación entre la alimentación infantil y el número de enfermedades crónicas o no transmisibles, como son alergias, obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer y la enfermedad de Crohn.
En este artículo publicado por Europa Press, se presenta un estudio que describe  la lactancia materna como factor portector de la obesidad, a través de la leptina.
 El grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, que dirige el profesor Andreu Palou desde la Universidad de las Islas Baleares (UIB), ha identificado el efecto protector que tiene la ingesta de leptina, presente en la leche materna, durante la lactancia en la prevención de la obesidad y otras complicaciones médicas que pueden aparecer a lo largo de la vida.
   Esta proteína no está presente en las leches artificiales y los autores la identifican como uno de los principales factores responsables de los beneficios de lactancia materna.
   El número de julio de la revista Nature Reviews incluye en su sección de 'Investigación Destacada' un artículo de opinión resaltando la importancia de las investigaciones del grupo mallorquín del CIBERobn.
   El comentario editorial de esta revista se centra, en particular, en el artículo más reciente de este equipo de investigación, en el que se demuestra que la ingesta de leptina durante la lactancia no sólo protege frente al desarrollo de la obesidad en la edad adulta, sino que también protege de complicaciones metabólicas, como la esteatosis hepática (hígado graso) y otras, que aparecen cuando se ingiere de forma continuada una dieta rica en grasas.
   El equipo del doctor Palou ha identificado la leptina como un nutriente esencial durante la lactancia, puesto que la ingesta de leptina en estas primeras etapas de la vida postnatal previene el fenómeno de "resistencia a la acción de la leptina", causante de muchos de los casos de obesidad en humanos.
MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS)

jueves, 15 de julio de 2010

La lactancia evita el cáncer de mama. Por Carlos Gonzalez.


Artículo publicado en el Blog Alternativo:
El artículo se titula “La lactancia evita el cáncer de mama” y fue publicado hace dos años en la revista Única:
Por cada 12 meses más de duración media de la lactancia materna, se podrían evitar, en los países desarrollados, 50.000 casos de cáncer de mama al año, un 11% del total, según los resultados de 47 estudios realizados en 30 países por el Grupo de Colaboración sobre Factores Hormonales en el Cáncer de Mama.
Las autoridades sanitarias luchan desde hace décadas contra el cáncer de mama. Al principio se aconsejaba la autoexploración, ¿se acuerda? Hace ya mucho que se demostró que no sirve para nada.
Ahora se promocionan las mamografías periódicas. Su eficacia es muy discutida, pero al menos algunos expertos creen que pueden servir para algo. No para evitar el cáncer, sino para detectarlo pronto y poder curarlo, lo que los médicos llamamos “prevención secundaria”.
Se dedica mucho dinero a realizar cientos de miles de radiografías, a formar a cientos de especialistas que las practican, a escribir cartas que recuerdan a las mujeres que ya les toca la prueba. Y cuando en esas radiografías se detecta algo no es el fin, sino apenas el principio de años de duros tratamientos, muy costosos para el sistema sanitario, enormemente angustiosos y dolorosos para las pacientes, sin éxito asegurado.
En cambio, la lactancia es una “prevención primaria” de miles de mujeres que se evitarían así la biopsia, los efectos secundarios de la medicación, los riesgos de la intervención… jamás tendrían cáncer. De momento es la única estrategia conocida y aplicable para prevenir el cáncer de mama (tener muchos hijos también ayudaría, pero hay que reconocer que no es tan fácil de aplicar).
Solo por eso, por prevenir el cáncer de mama, deberían los gobiernos gastar millones en ayudar a las madres lactantes, impulsar los hospitales amigos de los niños, formar a los profesionales, alargar el permiso de maternidad… Pero es que además la lactancia materna previene el cáncer de ovario, la osteoporosis y la anemia en la madre. Y todo esto es apenas nada comparado con los efectos sobre la salud del bebé.
¿Qué esperan los ministerios de salud para convertir la lactancia materna en una de sus prioridades?
Pero (siempre hay un pero), el aumento de la duración de la lactancia significaría que casi ningún niño tomaría el biberón. Hace mucho tiempo, cuando aún había pesetas, los niños españoles consumían cada año unos 20.000 millones de pesetas en leche de biberón. La realidad es que la lactancia materna es buena para la salud de todas, pero es mala para la economía. De algunos.
Carlos González
http://www.elblogalternativo.com/2009/10/19/la-lactancia-evita-el-cancer-de-mama-articulo-de-carlos-gonzalez/#more-14174#ixzz0qICPDf1O

jueves, 8 de julio de 2010

Un bebé prefiere el contacto con la madre a la comida

La voz de Galicia.es

Adolfo Gómez Papí promueve otro modo de crianza, la lactancia materna, o que bebé y padres duerman juntos


La asociación Mámoa y la federación de grupos gallegos de lactancia materna organizaron la presencia de este experto.

Defiende el parto natural y que se prolongue la lactancia el tiempo que sea posible: «conozco casos de bebés de 11 y 12 meses alimentados solo con pecho y están perfectamente», afirmó. «Mamar tiene el mismo origen etimológico que feliz y felicidad», hace mucho, pues, que se sabe que es bueno.

«Un bebé prefiere el contacto con la madre a la comida», señala, en eso hay parecido con otros mamíferos. Propone que el recién nacido duerma con sus padres para sentirlos, y que se evite su lloro: «No tienen por qué llorar, sino sentir el contacto piel con piel con su madre y notar su cariño, su calor y su calostro».

La primera hora que pasan juntos madre y criatura «es muy importante para que se establezca el vínculo afectivo y la relación de apego entre ellos», agrega.
Contacto y seguridad
Adolfo Gómez ha comprobado que «cuanto más contacto tiene la madre con el hijo más pendiente está de él». Las pequeñas criaturas «solo se sienten seguras cuando notan el contacto; no tienen noción del paso del tiempo, viven solo el presente: Si la madre le deja, aunque sea poco tiempo, no puede sentir que volverá enseguida, el mundo se le vuelve imposible; no aprenden a esperar por el padre o la madre cuando se ausentan y les dejan solos, en ese caso aprenden que no pueden contar con ellos», enfatizó.
En las primeras 24-36 horas de vida un bebé «es capaz de hacer más cosas de las que pensamos, tienen sensaciones y emociones, son más sensibles que conscientes, no tienen pensamientos racionales. Pero un bebé no puede existir solo sino que es esencialmente parte de una relación».
Adolfo Gómez admite que sus ideas tienen oposición entre colegas; y que hay presión de casas comerciales para favorecer unas prácticas familiares diferentes, la separación de padres y bebés «pero desde el momento de nacer debe haber siempre contacto, incluso si el parto es cesárea», reiteró.
Así habló en el Museo do Pobo Galego para un grupo de madres, muchas con bebés, y algunas embarazadas que se preparan para el parto; y por la tarde le organizaron un curso de lactancia materna con prematuros.

sábado, 3 de julio de 2010

¿Necesita un bebé beber agua?

Llegan los días calurosos y con ellos la pregunta de si los bebés necesitan algún otro líquido más que la leche de sus madres.
Cuando una madre piensa que su bebé de menos de 6 meses tiene sed, lo único que debe hacer es amamantarlo inmediatamente. Esta es la única manera de asegurar que el niño recibe todo el líquido que necesita. Cada vez que una madre le da el pecho a su hijo, le da agua a través de su leche.


La leche materna está compuesta en un 88% por agua.

Las guías para el consumo de agua después de los seis meses son menos claras que para el primer semestre de vida. A partir de los 6 meses se recomienda ofrecer otros alimentos, además de la leche materna.
El tipo de alimentación de estos niños afectará las necesidades que tengan de agua, sin perder de vista que seguirán con lactancia materna y por lo tanto recibiendo agua a través de la leche y teniendo en cuenta el aporte de agua a través de las frutas, las verduras y en general de la alimentación del niño en ese momento.
En esta guía encontrarás la información completa del texto que añado a continuación.
¿Cómo obtienen suficiente agua los bebés amamantados?
Dependiendo de la temperatura y humedad del medio ambiente, así como del peso y nivel de actividad de los bebés, el requerimiento diario de líquidos para bebés sanos varía entre 80-100 ml/kg durante la primera semana de vida y entre 140 –160 ml/kg para bebés que están entre los tres y seis meses. Estas cantidades están disponibles en la leche materna si se da lactancia exclusiva a segun lo demande el bebé durante el día y la noche por dos razones:
La leche materna es 88% agua. La cantidad de agua que consume un bebé al
amamantarlo exclusivamente llena sus requerimientos y provee un buen margen de seguridad. A pesar de que un recién nacido recibe poca agua en la primera leche amarillenta que recibe por que es bastante espesa (calostro), los infantes no necesitan agua adicional porque nacen con agua extra en sus cuerpos. Este calostro cambia gradualmente a la leche que tiene un mayor contenido de agua, la cual “baja” alrededor del tercer a cuarto día después del parto.
La leche materna tiene una baja concentración de solutos. Una de las funciones principales que tiene el agua en el cuerpo, es la de eliminar, a través de la orina, los solutos que están en exceso.
Se refiere a solutos a las sustancias disueltas, como por ejemplo el sodio, potasio, nitrógeno y cloruro. Los riñones, aunque inmaduros hasta aproximadamente los tres meses de vida, son capaces de concentrar los excesos de solutos en la orina para mantener el balance químico de un cuerpo sano.
Debido a que la leche materna tiene una baja concentración de solutos, el bebé no necesita la misma cantidad de agua con relación a su peso, que necesitan los niños mayores y los adultos
¿Qué pasa con los bebés que viven en climas calientes y secos?
El contenido de agua en la leche materna es mayor a los requerimientos que tienen los infantes bajo condiciones normales y es adecuada para los bebés que viven en climas calientes y secos. Los estudios indican que los bebés que amamantan exclusivamente durante sus primeros seis meses de vida no necesitan de líquidos adicionales ni aún en países con temperaturas extremadamente altas y con bajos niveles de humedad. Las concentraciones de solutos en la orina y sangre de bebés amamantados exclusivamente en países con estas condiciones climáticas, se encontraron dentro de los rangos
normales, indicando que su ingesta de agua es adecuada.
¿Puede ser dañino darle agua a un bebé menor de seis meses?
El ofrecer agua a un bebé antes de los seis meses puede ocasionar problemas de salud significativos.
El suplementar con agua puede incrementar el riesgo de desnutrición. El reemplazar la leche materna con un líquido de poco o ningún valor nutricional puede tener un impacto negativo en el estado nutricional del bebé, así como en su supervivencia, crecimiento y desarrollo. El consumo de pequeñas cantidades de agua u otro líquido puede llenar el estómago del infante y esto reduce su apetito por la leche materna, que si es rica en nutrientes. Estudios han demostrado que el dar agua a los bebés antes de los seis meses puede reducir el consumo de leche materna hasta en un 11%. El ofrecer agua con glucosa durante la primer semana de vida se ha asociado con una mayor pérdida de peso y estancias más prolongadas en el hospital.
¿Se le debe dar agua a un bebé que tiene diarrea?
En el caso de diarrea leve, se recomienda amamantar al bebé con mayor frecuencia.
Cuando un infante tiene un caso de diarrea moderada a severa, las personas encargadas deben buscar ayuda de un trabajador de salud y continuar
amamantando, tal como se recomienda en La Guía para el Manejo Integrado de Enfermedades Infantiles (MIEI). Los bebés que presentan síntomas de
deshidratación pueden necesitar terapia de rehidratación oral (TRO), la cual solo debe darse siguiendo las sugerencias del trabajador de salud.

viernes, 2 de julio de 2010

Cómo saber que un profesional sanitario no apoya la Lactancia Materna

Por el Dr. Jack Newman
Todos los profesionales de la salud dicen que apoyan la lactancia materna. Pero muchos sólo la apoyan cuando ésta va bien, y algunos ni entonces. Tan pronto como la lactancia o algo en la vida de la nueva madre no es perfecto, demasiados médicos aconsejan el destete o los suplementos. A continuación, exponemos una lista de pistas que ayudarán a reconocer si un profesional de la salud da soporte a la lactancia o, al menos, la apoya lo suficiente, de manera que, si hay algún problema, hará un esfuerzo para ayudarte a continuar con la lactancia.

Cómo saber si un profesional de la salud no apoya la lactancia materna:
1. Proporciona muestras o folletos de leche artificial cuando estás embarazada o cuando has tenido el bebé. Estas muestras y folletos inducen a usar el producto, y su distribución se conoce como márqueting. No hay ninguna evidencia que una leche artificial sea mejor o peor que otra para un bebé normal. Los folletos o videos que acompañan las muestras son una manera sutil y no tan sutil de menospreciar la lactancia materna y glorificar la artificial. Si no lo crees, pregúntate porque las compañías de leche artificial utilizan tácticas tan agresivas para asegurarse de que el médico o el hospital distribuye sus folletos y muestras y no las de otras compañías. Además, ¿cómo es que el profesional de la salud no está promocionando la lactancia materna?
2. Explica que la lactancia materna y la artificial son esencialmente lo mismo. Muchos niños alimentados con biberón crecen sanos y seguros, y no todos los niños amamantados crecen sanos y seguros. Pero esto no quiere decir que los niños amamantados y los que toman biberón sean esencialmente los mismos. La leche artificial es una burda aproximación de lo que supimos hace varios años sobre la leche materna, que es asimismo una burda aproximación de lo que estamos descubriendo cada día y que nos sorprende constantemente. Estas diferencias suponen consecuencias de salud importantes. Algunos elementos de la leche materna no están en la leche artificial, a pesar de que sabemos de su importancia para el bebé durante varios años - por ejemplo, los anticuerpos y las células que protegen al bebé frente a infecciones, o la larga cadena de ácidos grasos poliinsaturados que propician un desarrollo óptimo de la visión y el cerebro. Y amamantar no es lo mismo que dar un biberón; es una relación completamente diferente. Si no has podido dar el pecho, es triste (a pesar de que muchas veces los problemas se podían haber evitado), pero no darle importancia es absolutamente erróneo. Un bebé no tiene que ser amamantado para crecer feliz, sano y seguro, pero es una ventaja.
3. Dice que la leche artificial x es la mejor. Normalmente quiere decir que está escuchando demasiado a un representante de una empresa de leche artificial en particular. Puede decir también que sus hijos toleraron esa marca en concreto mejor que otras marcas. Quiere decir que tiene prejuicios insostenibles.
4. Te dice que no es necesario ponerse al bebé inmediatamente tras el parto porque estarás muy cansada y a menudo el bebé no está interesado. No es necesario, pero ayuda mucho. Los bebés pueden amamantar mientras la madre está tumbada o durmiendo, a pesar de que muchas madres no quieren dormir en un momento así. Los bebés no siempre muestran interés en ser amamantados inmediatamente, pero esto no es un motivo para evitarles la oportunidad. Muchos bebés se colocan a la hora u dos horas siguientes tras el parto, y este es el tiempo que es más importante para empezar correctamente, pero no se puede hacer si se separan a los bebés de sus madres. Si te da la impresión de que pesar al bebé, inyectarle la vitamina K o ponerle las gotas en los ojos tienen prioridad antes de establecer la lactancia, puedes preguntarte sobre el compromiso de esta persona con la lactancia.
5. Te dice que no existe la confusión del pezón y que debes darle biberones pronto para que lo acepte. ¿Por qué tienes que darle un biberón pronto si no existe la confusión del pezón? Discutir sobre que no hay ninguna evidencia de la existencia de la confusión del pezón es poner las cartas sobre la mesa. La tetina artificial, que ningún mamífero ha usado nunca hasta la llegada del hombre, e incluso hasta finales del siglo XIX, tiene que demostrarse como no peligrosa. Pero se ha comprobado que no es así para la lactancia materna. El profesional de la salud que asume que la tetina artificial no es peligrosa, mira el mundo desde la perspectiva de la lactancia artificial, no la materna, donde reside la fisiología normal del sistema de alimentación del bebé. De hecho, el que no todos los bebés que usan tetinas tengan problemas de lactancia materna, no implica que el uso prematuro de ellas no pueda causar problemas a algunos bebés. Normalmente, es una combinación de factores, uno de ellos el uso de tetinas, el que genera los problemas.
6. Te dice que debes parar la lactancia porque tú o tu bebé estáis enfermos, o porque tienes que tomar algún medicamento o necesitas pasar una prueba médica. Existen raras ocasiones en que la lactancia materna no puede continuar, pero a menudo los profesionales de la salud sólo suponen que la madre no puede continuar, y a menudo se equivocan. El profesional de la salud que apoya a la lactancia materna, hará esfuerzos para evitar su interrupción (la información en los prospectos o los Vadevecum no son una buena referencia - todos los medicamentos están contraindicados según las compañías para evitarse problemas, en lugar de seguir los intereses de las madres y sus bebés). Cuando una madre debe tomar un medicamento, un profesional de la salud intentará usar un fármaco que no requiera que la madre detenga la lactancia (de hecho, muy pocos medicamentos lo requieren). Es extremadamente raro que haya sólo un fármaco que pueda usarse para un problema en particular. Si la primera opción del profesional de la salud es un medicamento incompatible con la lactancia, tienes derecho a preocuparte de que no le está dando la importancia que merece.
7. Se sorprende al saber que todavía amamantas a tu bebé de 6 meses. Muchos profesionales de la salud creen que los bebés deberían tomar leche artificial como mínimo hasta los nueve, o incluso hasta los doce meses, pero al mismo tiempo parecen creer que la leche materna es innecesaria e incluso dañina más allá de los seis meses. ¿Por qué es la imitación mejor que el original? ¿No te preocupa lo que implica este razonamiento? En muchas partes del mundo, amamantar hasta los 2 ó 3 años es común y normal.
8. Te dice que la leche materna no tiene valor tras 6 meses o más. Incluso si fuera verdad, amamantar todavía tiene valor. Amamantar es una interacción única entre dos personas que se aman incluso sin la leche. Pero no es cierto. La leche materna es todavía leche, con grasa, proteínas, calorías, vitaminas y el resto, y los anticuerpos y otros elementos que protegen al bebé de infecciones, algunos incluso en mayores cantidades que cuando el bebé era más pequeño.
9. Te dice que nunca debes permitir que el bebé se duerma al pecho. ¿Por qué no? Está bien si el bebé puede dormirse sin ser amamantado, pero una de las ventajas de la lactancia es la facilidad de ponerlo a dormir cuando está cansado. Mamás de todo el mundo desde los principios del reino mamífero lo han hecho. Uno de los grandes placeres de la maternidad es tener el bebé dormido en tus brazos, sintiendo el calor que emite mientras se duerme. Es uno de los placeres de la lactancia materna para ambos, la mamá y probablemente también el bebé, cuando se duerme al pecho.
10. Te dice que no deberías quedarte en el hospital para alimentar a tu bebé enfermo porque es importante que descanses en casa. Es importante que descanses, y el hospital que ayuda a la lactancia materna pondrá los medios para que lo hagas mientras esté ingresado para alimentar al bebé. Los bebés enfermos no necesitan la lactancia materna menos que los bebés sanos, sino mucho más.

Sobre el Autor

JACK NEWMAN graduado en la Universidad de Toronto en pediatría en 1970. Creó la primera clínica de lactancia en Canadá en 1984 en el Hospital para Niños Enfermos de Toronto. Ha sido un consultor de UNICEF para la Iniciativa de los Hospitales Amigos de los Niños en África, y ha publicado artículos sobre lactancia en revistas como Scientific American y otras revistas médicas. El Dr. Newman ha practicado la medicina en Canadá, Nueva Zelanda, y Sudáfrica. Si queréis contactar con el Dr. Newman, podéis enviarle un correo electrónico (en inglés) a newman@globalserve.net

jueves, 1 de julio de 2010

La Leche Materna: El primer alimento de los campeones.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha basado su nueva campaña para promocionar la lactancia materna en el acontecimiento deportivo más importante del mundo este año: la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica. 

La campaña se centra en los beneficios de la lactancia materna para los bebés y las madres. Su lema es: “La leche materna: ¡Primer alimento para campeones!”
Por medio de folletos producidos en español, francés, inglés y portugués, la campaña de la OPS subraya los siguientes datos sobre la lactancia materna.
Más información en las páginas web de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN).
Dos grandes pasiones el fútbol y la lactancia materna




 ¡Celebremos la Copa Mundial del 2010 poniendo en primer lugar a las madres y los bebés!
¡Promueva, proteja y apoye la lactancia materna, el primer alimento para campeones!
¡El logro de grandes hazañas deportivas comienza con la lactancia materna!
La lactancia materna promueve la supervivencia, la salud y el desarrollo cerebral y motor de los niños. Si bien la lactancia materna brinda beneficios de por vida tanto a la madre como al niño, los riesgos de no recibirla son mucho más pronunciados durante los primeros meses de vida. El inicio temprano de la lactancia y la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida previenen la mortalidad neonatal y de los lactantes, en gran medida porque reducen el riesgo de contraer enfermedades infecciosas. En promedio, los niños amamantados durante siete a nueve meses tienen un cociente intelectual que supera en unos seis puntos al de los niños amamantados durante menos de un mes.
Este sólido hallazgo ha provocado que algunas personas denominen a la leche materna como “leche inteligente”.
 ¡Como la leche materna es tan esencial para la salud y el desarrollo del niño, puede considerarse realmente el primer alimento para campeones!


El inicio temprano puede evitar las muertes neonatales

La leche materna, el primer alimento para campeones, puede prevenir las muertes neonatales pues el riesgo de fallecimiento aumenta cuanto más se retrasa el inicio de la lactancia.2-3 Si se comenzara a amamantar a todos los recién nacidos antes de transcurrida la primera hora de vida se podría evitar aproximadamente la quinta parte de todas las muertes neonatales. El inicio temprano de la lactancia materna es especialmente beneficioso para los lactantes prematuros y de bajo peso al nacer.
En las Américas, existe un amplio espacio para mejorar el momento del inicio de la lactancia materna. Aunque casi todos los recién nacidos, incluidos los nacidos por cesárea, pueden comenzar a amamantarse en la primera hora de vida, en casi la mitad de los países esta práctica se emplea en menos de 50% de los casos. En muchos países la proporción de niños alimentados exclusivamente con leche materna también es baja y oscila entre solo 8% y 64%. Es urgente adoptar medidas para lograr que prácticamente todos los lactantes puedan ser puestos al pecho en la primera hora de vida y ser alimentados exclusivamente con leche materna durante los primeros seis meses.
Riesgos de no amamantar
La lactancia materna es beneficiosa tanto para la madre como para el niño, independientemente de su situación social o económica. Pero estos beneficios son especialmente importantes para los lactantes que ya se encuentran en situación de mayor riesgo de enfermedad o de muerte. No amamantar presenta riesgos a largo y corto plazo tanto para las madres como para los niños.
Para el niño
• mayor riesgo de mortalidad;
• mayor riesgo de enfermedades agudas, como la diarrea, las infecciones del oído y las infecciones respiratorias;
• mayor riesgo de enfermedades crónicas, incluida la diabetes de tipo 2, y
• menor inteligencia.
Para la madre
• mayor riesgo de cáncer de mama y de ovario;
• mayor riesgo de diabetes de tipo 2;
• menores posibilidades de perder peso después del parto, y
• reducción de los intervalos entre nacimientos cuando se carece de métodos anticonceptivos modernos y mayor riesgo de anemia.

Medidas eficaces
La promoción de la lactancia materna es una de las mejores “apuestas” de la salud pública. No solo cumple una función muy importante en la reducción
de las enfermedades y la mortalidad infantiles, sino que también es muy susceptible a las intervenciones de salud pública. Las investigaciones
han demostrado que las conductas individuales de las madres pueden modificarse con cierta facilidad y que estos cambios contribuyen colectivamente a generar tendencias nacionales favorables en patrones de lactancia materna.
Para lograr que prácticamente todos los recién nacidos reciban leche materna, el primer alimento para campeones, es necesario un esfuerzo concertado de los gobiernos, los sistemas de salud, los empleadores y las empresas de alimentos infantiles. También es preciso que adopten medidas en este sentido las organizaciones no gubernamentales y las comunidades a fin de procurar que todas las madres vivan y trabajen en un entorno en el que sea fácil poner en práctica la decisión de amamantar.
A continuación se describen algunas medidas necesarias en los ámbitos más importantes.
• Inicio temprano de la lactancia materna, dentro de la primera hora del nacimiento.
• Lactancia materna exclusiva durante seis meses (180 días).
• Lactancia materna prolongada por dos años o más, con el agregado de alimentos complementarios de manera oportuna, adecuada, segura
y administrados apropiadamente.
Recomendaciones de la OMS para la lactancia materna
• Elaborar y aplicar una estrategia integral de alimentación de los lactantes
y los niños pequeños.
• Aplicar y vigilar permanentemente el cumplimiento del Código Internacional
de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna de la OMS y sancionar las infracciones.
• Implantar leyes de protección de la maternidad para facilitar la lactancia materna y el trabajo.
Sistemas de salud
• Reactivar la promoción, la protección y el apoyo de la lactancia materna en todas las esferas pertinentes de la atención primaria de salud.
• Reactivar la iniciativa “Hospitales Amigos del Niño” mediante un proceso
sistemático de recertificación y de vigilancia que abarque tanto a los hospitales públicos como a los privados.
• Desarrollar la capacidad en el área de los conocimientos y las aptitudes relativos a la lactancia materna, que incluya el manejo de los problemas comunes de la lactancia materna y las responsabilidades de personal sanitario con arreglo al Código.
• Vigilar y evaluar la cobertura de las intervenciones más importantes de promoción de la lactancia materna y las tendencias en lactancia materna.
Empleadores
• Cumplir con la legislación nacional sobre protección de la maternidad e informar a los empleados de sus derechos legales con arreglo a dicha legislación.
• Poner a disposición de las madres guarderías o salas de lactancia materna
donde puedan, en privado, extraerse la leche y almacenarla de manera segura.
Empresas alimentarias infantiles
• Cumplir con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos
de la Leche Materna de la OMS y las resoluciones conexas de la Asamblea Mundial de la Salud y la legislación nacional relativa al Código.
Bancos de leche materna y alimentación de recién nacidos en situación de riesgo
¡La leche materna puede convertir en campeones incluso a los recién nacidos más pequeños y en mayor situación de riesgo!
Un estudio prospectivo, aleatorizado y multicéntrico sobre la alimentación de lactantes prematuros y enterocolitis necrosante demostró que los que habían sido alimentados con leche en polvo tenían 10 veces más probabilidades de contraer la enfermedad que los lactantes alimentados con leche materna.
 Los bancos de leche materna que pasteurizan leche de donantes pueden desempeñar un papel importante en la alimentación de los recién nacidos en situación de riesgo. Con el liderazgo del Gobierno del Brasil y en colaboración con la OPS, se está ampliando la Red Latinoamericana de Bancos de Leche Materna. Estos bancos proporcionan leche materna, vital para los recién nacidos en situación de riesgo, y también sirven como centros para la promoción, la protección y el apoyo de la lactancia materna, así como para la capacitación del personal sanitario.
Referencias
1. Horta et al., Evidence on the long-term effects of breastfeeding. Systematic reviews and meta-analysis. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2007.
2. Edmond et al., Delayed breastfeeding initiation increases risk of neonatal mortality. Pediatrics. 2006;117:380-6.
3. Mullany et al., Breast-feeding patterns, time to initiation, and mortality risk among newborns in Southern Nepal. J Nutr. 2008;138:599-603.
4. Lucas and Cole. Breast milk and neonatal necrotizing entercolitis. Lancet. 1990;336:1519-23.
5. Chaparro and Lutter. Increases in breastfeeding duration observed in Latin America and the Caribbean and the role of maternal demographic and health care characteristics. Food and Nutrition Bulletin. 2010;31(2).
6. WHO. Global Strategy for Infant and Young Child Feeding. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2003.
Esta es una versión abreviada del boletín técnica “El inicio temprano de la lactancia materna: la clave para la supervivencia y más allá”, que puede consultarse en www.paho.org. Para más información, comuníquese con el proyecto de vida sana, Área de Salud Familiar y Comunitaria, Organización Panamericana de la Salud, Washington, D.C.